LA ENTROPÍA DE LAS OLAS

Tras varios años cursando sus estudios fuera de casa, Adriana vuelve a Castrovejo con la idea de retomar su vida y disfrutar del verano junto a su novio de siempre y sus amigas de la infancia. Pero una serie de inquietantes sucesos perturban el apacible transcurso de la vida de la pequeña localidad y de la de nuestra protagonista.


Lo que parecía que iba a ser un verano tranquilo, se convierte en una sucesión de descubrimientos para Adriana, quien se verá envuelta en una intensa trama de  corrupción, manipulación y amor que mantendrá al lector enganchado hasta la última página.


Aquí os dejo el prólogo, de Adriana, nuestra protagonista:


"Mi madre siempre decía que yo era un espíritu libre. Que era una defensora empedernida de las causas perdidas y que encontrar la felicidad no iba a resultarme fácil. Ella lo supo mucho antes de que yo me diera cuenta.

Quizá lo sabía porque ella era como yo. Y quizá por eso trataba de cambiarme.

¿Pueden cambiar las personas? En muchos aspectos por supuesto, pero hay cosas imposibles de cambiar, que son aquellas que se encuentran arraigadas en lo más profundo de su ser. Mi madre lo sabía, pero a pesar de todo, trataba de llevarme por el mismo camino que recorrían los demás, y casi lo consiguió.


Pero ese camino, que por un lado es más cómodo y liviano, por otro está plagado de hipocresía, conformismo, mediocridad y aburrimiento. Para bien o para mal, terminé encontrando mi propio camino. Y aunque tardé mucho en darme cuenta, estoy convencida de que mi madre se alegraría de que así haya sido. Quizá tuve el valor de apostar por aquello en lo que creía. O quizá simplemente no tuve elección."

No hay comentarios:

Publicar un comentario