domingo, 6 de agosto de 2017

NO SABES QUIÉN ES


Tú piensas que la conoces, y ella sonríe pensando que sólo sabes su nombre.
La observas, a veces seria, con su pose responsable, siempre al mando, controlando cada paso que dibuja al caminar.
La miras cuando bromea, cuando ríe, cuando canta y cuando baila, cuando estás triste y te dice: "Dale la vuelta un momento, cierra los ojos y piensa si de verdad es tan grave, mira adelante y sonríe, que la vida son dos días y hay que intentar disfrutar". Y  te convence de que es verdad.
Y haces caso a sus consejos. Te fías de su criterio. Porque te ciega su temple, te seduce su cordura. Te fascina su paciencia, sus maneras, y ese halo de ternura que desprende en cada gesto cuando cree que nadie mira.
Y crees que sabes todo de ella, su mirada cristalina te grita que es transparente, que es imposible que esos espejos escondan ni la más mínima sombra que enturbie el escaparate que se muestra a los demás.
Y ahí te quedas. Y no buscas. Y aunque buscaras, no encuentras. Nunca lo ibas a encontrar.
Pero no sabes quién es. Porque has visto su sonrisa, pero no te has dado cuenta de que sus ojos esconden la amargura de todo lo que ha vivido, de lo soñado y perdido,  de ver sus manos vacías, del silencio, ese oscuro rincón, frío, donde  se enmascara el ruido cuando deja de sonar.
No has sentido lo que vive cuando escucha una canción. No sabes que se enamora de una voz, de una sonrisa; de una nota, de un recuerdo, de la calma, de la prisa;  de una mirada, de un gesto, de su tacto. Se pierde entre sus caricias.
Y nunca la ves hundirse. No sabes que se desploma, no has escuchado el estruendo de sus huesos al caer. No sabes cómo se rompe, nunca la has visto pegando sus trocitos, que se esparcen por el suelo, hasta de nuevo lograr ser solo una otra vez.
No sabes de sus manías, solo sabes de sus sueños. Poco de las pesadillas, que la siguen cada día.
Y no crees lo que te cuento. Y es que, quién lo diría...
Tú piensas que la conoces, y yo sonrío pensando que sólo sabes su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario