domingo, 8 de noviembre de 2015

LA CHICA DEL TREN - Paula Hawkings


"El bestseller que arrasa en las listas de más vendidos en EE. UU. y Reino Unido. ¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí. Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas? y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti, sí."

La sinopsis de la novela me llamó la atención lo suficiente como para empezar el libro. Despertó mi curiosidad esa idea de que una persona pudiera de alguna forma meterse en la vida de unos desconocidos por el hecho de observarlos diariamente.

La viajera, Rachel, es una chica que se encuentra en un momento pésimo de su vida. No ha logrado superar una ruptura que ha tenido lugar hace un par de años ya y esto la ha llevado a terminar de arruinarsu vida. En este punto, en el que todo es un desastre para ella, comienza a fijarse en esta pareja y a idealizarlos, dotándoles de una vida que es en realidad un reflejo de lo que ella hubiera querido mantener con Tom, su expareja.

De forma paralela a la narración de todos los pensamientos que pasan por la cabeza de Rachel, vamos conociendo a la supuesta "Jess", y descubriendo que la composición que se ha hecho Rachel acerca de su idílica vida es completamente errónea.


La narración va saltando del personaje de Rachel, al personaje de "Jess", con alguna intervención también de Anna, la actual mujer de Tom, que irá adquiriendo a medida que avanza la novela mayor protagonismo.
Sus personajes se van mostrando así, con sus virtudes y sobre todo con sus defectos y sus cicatrices.

Realidades distorsionadas, celos, frustraciones... Es una novela que en cuanto a sus personajes recoge mucha negatividad.

Algo que no me ha gustado, es que sus dos protagonistas se parecen demasiado a mi entender. Lees a una y lees a la otra, y perfectamente podría tratarse de los razonamientos de la misma persona, con lo que en este sentido la novela puede resultar algo plana: básicamente se compone de estas narraciones.
La historia engancha, eso sí. La idea me parece original, y la forma en la que se van desarrollando los hechos, entrelazando a los personajes resulta interesante también.

Es una novela fácil de leer, entretenida, y que consigue que pases un buen rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario