sábado, 18 de mayo de 2013

LA BIBLIA DE BARRO - JULIA NAVARRO




"Una arqueóloga iraquí nieta de un poderoso hombre con un oscuro pasado, cuatro ancianos con sed de venganza, traficantes de arte sin escrúpulos, un hombre en la sombra que mueve muchos hilos -El Mentor-, dos asesinos a sueldo y un cura que escuchó una confesión que jamás debió oír... Estos son algunos de los protagonistas de un rompecabezas inquietante que no se resuelve hasta la última página."

Lo elegí porque había leido anteriomente "Dime quién soy" de la misma autora, novela que me entuasiasmó.
Como suele pasar, no me ha gustado tanto, pero la impresión ha sido buena.

viernes, 3 de mayo de 2013

EL SENTIDO DE LA VIDA.

Todos, en mayor o menor medida, nos hemos preguntado alguna vez qué sentido tiene la vida.

Unos dicen que es larga, otros que es corta, e incluso la misma persona pensará a veces una cosa y a veces la otra, dependiendo de las circustancias que esté viviendo.

Pero tiene un inicio y tiene un fin, y se compone de todo lo que sucede entre esos dos momentos. Y precisamente muchas veces, esas cosas que suceden, son las que nos hacen cuestionarnos qué sentido tiene que estemos aquí.

Aparte de las consabidas y tantas veces repetidas preguntas existenciales del tipo "¿hay vida después de la muerte?", "¿existe un Dios o ser superior?", yo quería referirme a esas otras cuestiones más terrenales que a veces te animan, y otras veces todo lo contrario, pero en definitiva hacen que crezcas como persona.

Y cuántos más años cumples, más aprendes, y más te desencantas. Porque de niños somos confiados e inocentes, pero pasa el tiempo, y te falla un amigo; y más tarde te traiciona una pareja; y otro día un compañero de trabajo te hace la zancadilla; y te das cuenta de que tienes que ser muy cauto a la hora de confiar. Y que si no confias, eres más fuerte, porque esa traición no duele como hiere la que viene de alguien que creías que nunca te fallaría. Pero ¿no es un poco triste esta conclusión?

Y observas como cada cual busca su propio interés, la hipocresía de la lucha por causas por las que realmente no se lucha, solo se juega a luchar por ellas desde un sofá...

...Y te planteas qué sentido tiene la vida. Si no hemos venido para hacer un mundo mejor, quizá hubiera sido mejor no venir.

Puede parecer una visión muy negativa, y probablemente lo sea, pero es mi visión de hoy, quizá mañana me parezca distinto.